Leave us a message


Sorry we are not available at the moment. Send us a message and we ll get back to you soon

Leave us a message

La pubalgia es un dolor en la región inguino-púbica (ingle y pubis) que se presenta bajo diferentes formas. Distinguirla es esencial para poder tratarla adecuadamente.

La mayoría de personas que sufren de pubalgia pertenecen al ámbito deportivo. Los futbolistas son los más expuestos, pero esta dolencia existe también en otros deportes como el rugby, el atletismo o el tenis. Los hombres son los más afectados, aunque la prevalencia de la pubalgia progresa en las mujeres. 

 

La pubalgia, ¿qué es?

Se trata de una inflamación de la articulación prácticamente inmóvil en la parte delantera de la pelvis, la sínfisis púbica, a causa de un sobreentrenamiento. Se manifiesta por un dolor a nivel del bajo vientre, de la ingle y del pubis, unilateral o bilateral. Las irradiaciones de estos dolores se producen hacia los músculos abdominales, el perineo o incluso los testículos.  

Si su aparición puede ser bruscageneralmente se produce de manera progresiva, con una simple molestia al principio. El dolor aparece cuando se han realizado ejercicios físicos forzados, como un arranque rápido, un cambio de apoyo o un golpe violento (patada de tiro en fútbol). 

Al principio, la pubalgia tiene lugar "en caliente", más adelante "en frío". Sin embargo, si no se pone en manos de un profesional, la dolencia se vuelve cada vez más frecuente, prácticamente permanente y sobre todo más dolorosa. Puede acentuarse por la tos, los esfuerzos de levantamiento de pesos o movimientos bruscos cuando el paciente inclina el busto. 

 

Las tres formas de pubalgia :

 

La pubalgia de los aductores : la forma tendinosa

Es la forma más corriente de pubalgia. Empieza tras un movimiento de separación del muslo mientras que el músculo está contraído y que el calentamiento no ha sido suficiente. En 7 de cada 10 casos son futbolistas. 

El dolor puede aparecer a nivel de la inserción del tendón en el hueso, hablamos de tendinitis de inserción; del tendón en sí, es la verdadera tendinitis; o de la unión músculo-tendón, se tratará entonces de un desgarro músculo-tendinoso. 

La pubalgia parietal : la forma musculo-tendinosa

Esta forma de pubalgia se debe a una debilidad de la pared abdominal a nivel de la ingle. El desequilibrio que existe entre los abdominales, demasiado débiles, y los aductores, demasiado potentes, provoca entonces un roce a nivel del pubis, en el cruce entre estos dos músculos.

El dolor puede estar localizado en medio del pubis, se trata entonces de una tendinitis de inserción de los grandes rectos (músculos abdominales); o a nivel de la ingle, desde donde puede irradiar hacia los abdominales o hacia el perineo y los testículos.

La artropatía púbica : la forma articular

Es la tercera forma de pubalgia. Al principio, el dolor se sitúa a nivel de la ingle pero coexisten con  dolores abdominales bajos. Aparecen progresivamente durante una actividad deportiva, cambios de dirección o aceleración, saltos y, sobre todo, cada vez de manera más precoz durante el esfuerzo. Se manifiesta por un dolor vivo a la palpación de la sínfisis púbica.

El diagnóstico de la pubalgia:

A menudo la pubalgia es fácil de diagnosticar, ya que el(la) deportista se queja de un dolor progresivo aparecido tras la práctica de una actividad deportiva y localizado en el bajo vientre, el pubis y/o los aductores. El diagnóstico reposa en la preguntas al paciente, en particular sobre la práctica deportiva que lleva a cabo, una modificación en el tipo de terreo o calzado inadaptado, por ejemplo; y en un examen clínico con el objetivo de localizar la zona dolorosa. 

En general, el médico busca eventuales desequilibrios en la pelvis, la existencia de una pierna más corta que la otra, un arqueo lumbar demasiado pronunciado o incluso músculos demasiado rígidos o sobreentrenados.  Todos ellos, pues, factores de riesgo de pubalgia.

Puede recurrir a la imagen médica, sobretodo a la l'IRM en caso de sospecha de artropatía púbica y de tendinopatía de los aductores; a la ecografía para confirmar una pubalgia parietal; o a la radiografía delantera de la pelvis, de pie, sin calzado y apoyado sobre un pie. 

En lo que concierne al diagnostico diferencial, se puede tratar de una patología de la cadera, de una fractura por fatiga, de un desarreglo invertebral o de patologías reumáticas inflamatorias crónicas, patologías neurológicas o patologías inflamatorias agudas.  

 

¿Cómo prevenir la pubalgia ?

boxer strap bassin pubalgie soigner

Tomar cita con un kinesiólogo u osteópata 2 veces al año para realinear la postura (posición de la pelvis, elasticidad de las articulaciones...)

Atención a no forzar los oblicuos, el cuadrado lumbar y, sobre todo, el recto abdominal que se encontrará ya demasiado tenso y dolorido

Ver VIDEO series DE 8 estiramientos

Durante la actividad física no es obligatorio ajustar las cintas, pero sí recomendado desde el momento en que se siente tensión muscular. Esto ayuda a evitar lesiones y ayuda a la sínfisis púbica a absorber la tensión y las ondas de choque.

 

El rol de cada cinta en el tratamiento de los dolores:

 

La cinta superior sujeta las 2 crestas iliacas y la sacroiliaca.

Esta absorbe la onda de choque vertical que desciende del tronco y los miembros superiores. Disminuye la presión mecánica de la sínfisis púbica al disminuir el roce y la torsión. La cinta superior es fundamental en la eficacia de la BSB, por eso es importante ajustarla siempre, ya sea como método preventivo o curativo.

Las 2 cintas inferiores sujetan la inserción de los tendones de los aductores y la cadera. Éstas absorben la onda de choque vertical que asciende de los miembros inferiores, y alivia así la tensión absorbida por la sínfisis púbica.